Gallito de las rocas guayanés

Datos principales

El gallito de las rocas guayanés (Rupicola peruviana) es una especie de ave paseriforme de la familia Cotingidae endémica de las sierras y llanuras costeras de Sudamérica. Mide unos 31 cm de largo, de los cuales el 10 cm corresponden a su cola. El plumaje de los machos es de color negro con Reflejos violetas, verdes y azules. La parte superior de la cabeza, una franja alrededor del cuello y los lados de la cara son de un tono anaranjado intenso. Por el contrario, las hembras presentan un plumaje azulado oscuro con Reflejos púrpuras y violáceos, aunque carecen de anillo alrededor del cuello. Comen frutas, insectos y gusanos. Son Polígamas y sus nidos son construidos en árboles. A finales del siglo XIX e inicios del XX, las poblaciones de gallitos de las rocas de Perú y Ecuador fueron diezmadas por la caza indiscriminada con fines comerciales.

Distinción de otras aves

El gallito de las rocas guayanés tiene un tamaño medio, con una longitud de entre 15 y 20 centímetros. El macho es más grande que la hembra, y pesa alrededor de 42 gramos. Su cuerpo es robusto, y tiene una cabeza grande y redonda. Las alas son cortas y ahusadas, y la cola es relativamente larga y recta. El plumaje es de color gris oscuro en la parte superior, y más claro en la parte inferior. Los flancos y la cola tienen un tono rufo, y las mejillas y la garganta son blancas. Los ojos son oscuros, con un anillo amarillo alrededor. Las patas son cortas y fuertes, y tienen una garra curvada en cada dedo. El gallito de las rocas guayanés es un ave territorial, y pasa la mayor parte de su tiempo en los árboles. Se alimenta de frutas y semillas, y también come insectos. Se reproduce en el período de marzo a mayo, y pone entre tres y cinco huevos en un nido construido en un árbol. La incubación dura unos 21 días, y los polluelos abandonan el nido a los tres meses. Esta especie está ampliamente distribuida en Suramérica, y se encuentra en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.

Hábitat natural

El gallito de las rocas guayanés (Perla carunculata) es una especie de ave que habita en los bosques húmedos de América del Sur. Se encuentra en Venezuela, Guyana, Surinam, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y el noroeste de Brasil.

Gallito de las rocas guayanés está clasificado como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus Recursos (UICN) . La población se ha reducido en un 30% en las últimas tres décadas debido a la destrucción de su hábitat, la tala de árboles y la caza furtiva.

Alimentación principal

El gallito de las rocas guayanés es una ave insectívora, que come principalmente polillas y mariposas. También se alimenta de orugas, larvas y otros pequeños invertebrados. Para atrapar a sus presas, este ave usa su largo pico, que le sirve también para rascarse la cabeza y limpiarse las plumas.

Para alimentar a sus crias, el gallito de las rocas guayanés primero limpia el exoesqueleto de las presas para sacarles el veneno. Luego mastica los insectos para transformarlos en una pasta, que luego depositará en la garganta de sus hijos. De esta forma, las crias reciben los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Proceso de apareamiento

El gallito de las rocas guayanés es una especie polígama. Los machos competirán entre sí para obtener el derecho a aparearse con una hembra utilizando una serie de movimientos y gritos como parte de su rutina de cortejo. Una vez que una hembra ha aceptado a un macho, él levantará su cresta y caminará frente a ella mientras producen un sonido característico que se asemeja al sonido del tambor.

A continuación, el macho invitará a la hembra a subir a una rama o un lecho de rocas antes de comenzar el acto sexual, que dura aproximadamente 10 segundos.

Después de que el acto sexual ha terminado, la hembra pondrá los huevos en un nido preconstruido por el macho. Los huevos serán incubados durante un período de 24 a 28 días antes de que los polluelos eclosionen.

Los polluelos permanecerán en el nido durante un período de 4 a 6 semanas antes de que sean capaces de volar y buscar comida por sí mismos.