Torillo andaluz

Información principal

El torillo es una especie de ave caradriforme de la familia Alcidae, que habita en el Mediterráneo, especialmente en Andalucía.

La longitud del cuerpo es de unos 40 cm y el peso es de 200-400 g. La longitud de la cola es de 10 cm y la envergadura alcanza los 80 cm.

La especie se distingue por su color negro con "revestimiento" blanco en la base de las alas. El borde superior de estas es blanco y en la zona inferior de color café. Los flancos son blancos con manchas negras. La garganta es blanca en machos y gris en hembras. El pico es corto, de color negro en los extremos y café en la base. Las patas son negras.

Habita en lugares rocosos cercanos al mar, en islas y penínsulas. Se alimenta principalmente de invertebrados marinos.

".$tituloprincipal."

12 Danzas Espanolas: V: Andaluza

1,29 € Más info

Características principales

Esta es una pregunta de rellenar. La respuesta correcta se generará a partir de un conjunto de oraciones enviadas por los usuarios.

Hábitat natural

El torillo andaluz puede habitar en montes boscosos, en estepas arboladas y en zonas con vegetación baja. Todos estos lugares suelen estar en la provincia de Sevilla, en el Sur de España. Se trata de un ave muy adaptada al clima de esta zona.

¿Qué come?

El Torillo andaluz es una especie insectívora, su dieta se basa principalmente en pulgones y moscas. Alimenta a sus crías depositando en su boca los insectos que ha capturado.

Reproducción

La mayoría de los animales son apareados mediante el copular, que es un proceso sexual en el que el macho deposita su esperma en el interior del cuerpo de la hembra. Sin embargo, los pájaros no tienen órganos sexuales externos y, por lo tanto, se aparean de forma diferente: el macho sujeta a la hembra con su boca y ella introduce su cloaca en la del macho, permitiendo que el esperma se transfiera directamente al huevo.

El torillo andaluz es un pájaro que se aparea de esta forma. El macho, que es de color negro con reflejos violáceos, atrapa a la hembra con su boca y ella, a su vez, introduce su cloaca en la del macho. Esto permite que el esperma se transfiera directamente al huevo. Durante esta unión, que suele durar unos pocos segundos, los dos pájaros emiten un sonido característico.